Apple diseñó el iPhone 14 para que pueda repararse fácilmente

Reparar un iPhone no es algo precisamente sencillo. Lo ideal es acudir a los centros oficiales de reparación, que son lugares acreditados por Apple en los que podemos encontrar técnicos especializados. Pero lo cierto es que muchas personas llevan sus iPhones descompuestos a servicios técnicos regulares, muchas veces por razones económicas y otras simplemente por que no hay una tienda Apple con servicio técnico en las cercanías.

Los problemas técnicos que afectan a los iPhone son diversos: problemas con la pantalla, con el chipset, batería, puertos y conectores, etc. Lo cierto es que al año en el mundo se gastan millones de dolares en reparación de iPhones.

A diferencia de los smartphones de Apple, otras compañías han diseñado sus terminales de forma tal que su reparación sea más sencilla. Por ejemplo haciendo que el panel posterior sea desmontable o que se tenga un acceso directo a la batería. Esto depende claro de la marca y de si hablamos de dispositivos de gama alta o baja.

La tendencia en general en los últimos años ha sido que los dispositivos de gama alta, sin importar la marca, tengan el panel sellado y la batería inaccesible, a menos que se haga un desmontaje de panel profesional.

La sorprendente confesión de Apple sobre el iPhone 14

Apple sorprendió hace poco con una declaración inesperada: Habían diseñado el iPhone 14 de tal forma que se facilite su reparación. Algo realmente poco habitual en la marca de la manzana, habituada a apostar por la calidad por encima de la comodidad y facilidad de la reparación técnica.

Queda bastante claro que el iPhone 14 sufrió un evidente proceso de re-ingeniería con el claro y nada accidental propósito de facilitar la reparación de sus componentes-

Por ejemplo el cristal posterior es muy fácil  de reparar empleando un marco intermedio para ganar accesibilidad frontal. ¡Los técnicos están sorprendidos de hallarse frente a un dispositivo iOS que finalmente es más fácil de reparar que un dispositivo Android!

El marco medio del iPhone 14 es igual de rígido que en el iPhone 13 por lo que en ese sentido no hay ninguna pérdida de calidad.

Pero eso no es todo. En el iPhone 14, el montaje de la cámara frontal y la salida del conector del auricular han sido desplazados a una posición donde sea más accesible y por lo tanto, más fáciles de reparar.

Pero analizando un poco más a fondo este cambio de filosofía de Apple, podríamos especular que no todo se debe a un acto de desprendimiento espontáneo de la manzana. De hecho podríamos especular que se debe a ciertas presiones gubernamentales y leyes.

De hecho, a Apple se le solicitó que trabajara en el tema de la facilidad de reparación en sus terminales, tanto desde el gobierno federal de los Estados Unidos como desde las legislaturas estatales. No hacer caso a este llamado expondría a la compañía a demandas legales por parte de entidades reguladoras y por supuesto, posibles sanciones económicas.

En todo caso, y sin importar la real motivación, el hecho de poder reparar los dispositivos iPhone dañados con mas facilidad que antes, es algo que entusiasma a los usuarios y podría incluso generarle un modesto aumento de demanda a la empresa.


Deja un comentario