Como hacer tu propio REM POD casero (detector paranormal)

Se han puesto de moda los programas de investigación paranormal donde grupos de investigadores ingresan a lugares extraños, con actividad paranormal (supuestos fantasmas) reportada por múltiples testigos y realizan algunas mediciones con aparatos que por lo general son estos:

  • Detectores de campo electromagnético (Tipo K2)
  • Generadores de campo electromagnético (Rem Pod)
  • Cámaras de espectro completo (sin filtros infrarrojos ni ultravioletas)

Lo interesantes de todo esto, es el uso de la tecnología para tratar de dar una explicación real y válida a estos fenómenos que sin ello, podrían ser relegados a simples creencias o apreciaciones subjetivas.

La mayoría de estos aparatos se pueden comprar en tiendas especializadas y en los portales como Amazon o Ebay y sus precios varían en un rango entre medio y alto.

Algunos de estos aparatos pueden fabricarse por un precio muy bajo en comparación al precio de las tiendas que los ofrecen. Tal es el caso del Rem Pod.

¿Que es un Rem Pod?

Un Rem Pod no es otra cosa que un generador de un campo electromagnético, con la capacidad de detectar una alteración en dicho campo, como por ejemplo, cuando algún cuerpo u objeto incursiona dentro de dicho campo.

Quienes se dedican a la investigación paranormal creen que los fenómenos que estudian, por ejemplo los “Poltergeist” o “fantasmas”, tienen la característica de perturbar los campos electromagnéticos absorbiendo o emitiendo energía.

Esta es la razón por la que los Rem Pod son útiles para este tipo de investigaciones. Un Rem Pod típico es un aparato con una antena y algunas luces LED, el cual una vez encendido puede detectar si algún objeto o energía perturba su radio de cobertura. Cuando esto sucede, se encienden las luces LED y emite un sonido de alarma.

Durante sus investigaciones, los expertos suelen dejar uno o varios Rem Pods en lugares estratégicos de la estancia y esperan a que las luces se enciendan y se escuche la típica alarma. Cuando esto sucede, asumen que hay alguna presencia en el lugar que puede estar alterando el campo electromagnético de estos sensibles aparatos.

Un invento no tan nuevo

Aunque el uso de los Rem Pods se ha hecho famoso recientemente, la tecnología que está detrás de estos aparatos no es para nada nueva. Un Rem Pod en realidad es un circuitos Theremin, llamado así en honor a su creador el ruso León Theremin, quien lo creo como instrumento musical, siendo considerado uno de los primeros instrumentos musicales electrónicos. Theremin ideó este aparato en el año 1920 y lo patentó ocho años mas tarde.

Un circuito Theremin esta formado por una o dos antenas, osciladores, amplificadores y un altavoz. La forma de generar música implica mover las manos cerca a las antenas. Si son dos antenas, una mano modifica la frecuencia y la otra el volumen.

Hoy en día, ademas de la investigación paranormal, los circuito Theremin se emplean en conciertos musicales aunque su verdadero auge musical tuvo lugar en la década de los 80 en la que eran frecuentes en muchas producciones musicales de esa década.

Como fabricar un Rem Pod casero

Si se tienen conocimientos avanzados de electrónica es posible conseguir en las tiendas especializadas, los osciladores, condensadores y amplificadores necesarios para construir un Rem Pod o Theremin. Pero si no se es tan ducho en estas lides, podemos comprar un kit de construcción en eBay o Amazon por un precio entre 15 a 20$.

Un kit realmente bueno y fácil de armar es el Junior Theremin de MadLab pero hay otros igual de buenos.

Estos kits incluyen todos los componentes que ya hemos mencionado y lo único que necesitaremos para armar nuestro Rem Pod es un buen cautin, como el Cautin Weller, alambre de soldadura, pasta para soldar, unas tenazas y una batería de 10v.

Estos kits para armar vienen con su propio manual en el que se explica paso a paso cual es la secuencia de ensamblado. Adicionalmente se pueden encontrar vídeos en YouTube que pueden enseñarnos en pocos minutos como hacerlo. A nosotros no nos ha tomado mas de 40 minutos armar un Rem Pod de esta forma, y logramos no solo la satisfacción de haber construido nuestro propio “detector paranormal”, sino también ahorrarnos un buen dinero pues los Rem Pods de marca no suelen bajar de 150$

Comparte este artículo