Tipos de alojamiento web: Lo que hay que saber

El tipo de alojamiento web es determinante para un sitio o proyecto web, en especial si este tiene características especiales o muestra indicios de un gran potencial que podría llevarlo a ser popular.

Es muy importante que quienes están comenzando a dar los primeros pasos dentro del apasionante y desafiante mundo del alojamiento web, tengan los conocimientos básicos acerca de los tipos de alojamiento que existen y cuales de ellos son los más óptimos para su proyecto.

Lo principal es no tomar una decisión precipitada. Tomar una decisión equivocada y luego enmendarla tiene un gran costo en tiempo, dinero y energías.

¿Que es un alojamiento web?

Los sitios o páginas web son alojadas en servidores, los cuales no son sinó ordenadores debidamente adecuados con recursos orientados al alto desempeño y la transferencia eficiente de datos.

Todos los elementos que forman parte de los sitios web: Texto, imágenes, vídeos, programas y rutinas, sonidos, música y bases de datos, se encuentran en los medios de almacenamiento de estos ordenadores (o redes de ordenadores) especializados llamados servidores.

Como resulta obvio, todos los alojamientos web poseen una dirección e infraestructura física y a esta se le llama «data center» o centro de datos. Algunos de estos data centers son gigantescos y verlos es algo realmente impresionante.

Tipos de alojamiento web

Cada sitio web tiene requerimientos particulares. Esta es la razón por la cual existen también alternativas diferentes que se adaptan a estos requerimientos. En esencia, las alternativas varían en recursos como velocidad de procesamiento, capacidad de alojamiento y ancho de banda, por citar unos ejemplos.

Alojamiento compartido o «shared hosting«

Hay algunas cosas básicas que muchas personas desconocen. Como por ejemplo, que lo más común sea que un solo servidor web aloje a muchos sitios web. Las demandas de estos sitios suelen ser modestas por lo que pueden compartir los recursos informáticos sin problema alguno.

El alojamiento compartido es ideal para sitios que recién comienzan su presencia en internet y que representan a empresas y proyectos pequeños. Los alojamientos web compartidos no son particularmente onerosos y tienen los recursos tecnológicos suficientes para alojar sitios web con desempeños aceptables, que básicamente se traducen a tiempo de carga y la capacidad de soportar picos de visitas moderados.

Este es el tipo de alojamiento mas eficiente en cuanto a costo-beneficio y es perfecto para usuarios con poca o nula experiencia informática.

Servidor VPS

Un servidor VPS o «servidor virtual privado» es el siguiente paso tecnológico en lo que a alojamiento se refiere, luego de un servidor compartido. Es comúnmente empleado por dueños de sitios web que han crecido y para quienes los recursos de la opción compartida, ya no son suficientes.

En un servidor VPS, un sitio web sigue compartiendo un servidor con otros sitios. La diferencia, y esta es una de vital importancia, es que el número de sitios alojados es considerablemente menor.

Este servidor principal se divide en múltiples «servidores virtuales». Una de las principales ventajas de estos servidores virtuales es que se pueden personalizar con características y recursos especiales para cada sitio en particular. Una excelente alternativa dentro de esta categoría es la opción vps comvive.es

Los sitios alojados en un servidor VPS tienen un mejor desempeño debido a que cuentan con mayores recursos. Los VPS muchas veces ofrecen los beneficios de un servidor dedicado a un precio menor.

Servidor dedicado

Los servidores dedicados suelen ser considerados como la mejor elección dentro del mundo del alojamiento web. No es para menos, pues el sitio web dispone de su propio servidor y los recursos no son compartidos absolutamente con nadie. Un ejemplo de eficacia y confiabilidad: servidor dedicado comvive.es

Como resulta obvio, los principales beneficios de contar con un servidor dedicado son la velocidad y estabilidad. Sin embargo, como también es obvio, estos beneficios suponen un mayor costo para el dueño del sitio web.

Los sitios web alojados en servidores dedicados tienen un control técnico completo sobre los parámetros y recursos del servidor. Estamos hablando del software, la memoria, el procesador, el alojamiento y todo parámetro que forma parte de un sistema de alojamiento web.

Los servidores dedicados son indispensables para sitios con tráfico masivo permanente o con picos de tráfico muy altos. También por sitios que requieren del consumo de grandes recursos informáticos como procesamiento y memoria. Dentro de estos sitios podemos mencionar por ejemplo a los grandes almacenes y a los sitios de comercio electrónico.

Existen también otros subgrupos y tecnologías híbridas como los «Cloud Server» y «WordPress Hosting» que serán materia de otro artículo.


Deja un comentario