Samsung Galaxy S20 calienta demasiado: soluciones

Muchos usuarios del excelente móvil Samsung Galaxy S20 se han percatado que este calienta demasiado. Esto puede ocurrir incluso en terminales recién adquiridos, algo que los alarma mucho, pues el aumento de temperatura puede ser muy intenso en algunos casos.

Veamos a continuación a que se puede deber este problema y que alternativas tenemos para solucionarlo.

En primer lugar, no es para nada raro que cualquier móvil se caliente luego de un uso prolongado, en especial cuando se están corriendo apps que demandan muchos recursos como por ejemplo los juegos de última generación.

El rango normal de temperatura para cualquier móvil de una generación reciente está entre los 37 y los 43 grados centígrados. Cualquier exceso por encima de este rango, ya sugiere que estamos frente a algún problema o funcionamiento atípico.

Las aplicaciones que suelen elevar la temperatura de un dispositivo móvil por lo general son como ya habíamos mencionado, los juegos, en especial aquellos que tienen gráficos intensos y realistas o aquellos que se juegan en línea.

En otras circunstancias, el sobrecalentamiento se debe a verdaderos problemas en el hardware o a baterías defectuosas.

En un dispositivo de generación reciente como el Galaxy S20, los problemas de sobre calentamiento casi siempre tienen que ver con las aplicaciones.

Revisando las apps instaladas en el Galaxy S20

Las probabilidades de que los problemas de calentamiento en el Galaxy S20 se deban a aplicaciones es alta, por lo que esto es lo primero que debemos descartar antes de partir hacia el servicio técnico.

Estos son los pasos que seguiremos para solucionar este problema:

Presionamos el botón de apps recientes (el de la izquierda) para visualizar las aplicaciones que están corriendo en el momento. Luego presionaremos “Cerrar todo” para cerrar simultáneamente todas estas aplicaciones.

Hay que tener en cuenta que hay apps que corren en segundo plano luego de que las hemos usado. Cuando estas apps se acumulan, exigen en demasía al procesador y por ende generan un sobrecalentamiento. Al cerrarlas de la forma descrita, aligeramos la carga de procesos y la temperatura puede bajar a niveles normales.

Deshabilitar sincronización automática y servicios de localización

Algunas aplicaciones se sincronizan automáticamente con servicios en línea, esto consume recursos y calienta el Galaxy S20. Esta sincronización se puede deshabilitar casi siempre dentro de las mismas aplicaciones.

Las aplicaciones que utilizan geo-localización, son conocidas también por consumir muchos recursos y causar calentamiento del dispositivo. Estas se deben cerrar en la medida en que no se estén empleando.

Restablecer la configuración

En contados casos, el problema del calentamiento excesivo en el Galaxy S20 se debe a un exceso en la personalización. Esto se puede solucionar fácilmente restableciendo el dispositivo a su configuración por defecto.

Para hacer esto solo vamos a Configuración – Administración general – Restablecer y Restablecer configuración.

Esta opción no ocasiona la pérdida de ningún dato almacenado en el móvil ni la pérdida de aplicaciones instaladas, ya que solo regresa la configuración de los parámetros, a la original de fábrica.

Restablecer al estado de fábrica

Esta es una de las últimas opciones que debemos intentar, si todas las anteriores han fallado. Esto debido a que elimina las aplicaciones instaladas y retorna al móvil al estado en el que salió de fábrica.

Antes de proceder con esto, debemos hacer una copia de respaldo de todo lo que queramos resguardar: documentos, fotos, vídeos, etc. Estos respaldos se pueden hacer con algún servicio en la nube o en algún medio físico externo.

Para restablecer al estado de fábrica nuestro Galaxy S20, iremos a Configuración – Administración General – Restablecer – Restablecer al estado de fábrica.

El móvil nos mostrará una advertencia y luego un botón “Borrar todo”, el que deberemos presionar para completar el proceso.

¿Sigue calentando?

En caso de realizados todos los procedimientos anteriores y nuestro Samsung Galaxy S20 sigue calentando más de lo normal, es posible que estemos frente a un problema de hardware. En este caso, lo que corresponde es llevar el dispositivo a un servicio técnico especializado para su revisión y reparación.

Si aún tenemos vigente la garantía de compra, podemos contactar con la tienda y solicitar la revisión o el cambio de nuestro dispositivo.