Como elegir el mejor servidor dedicado para un negocio

Cuando una empresa decide alojar su sitio web y servicios informáticos en un servidor, confía en que la infraestructura del mismo esté siempre a la altura de los requerimientos habituales del negocio.

Tomar una decisión incorrecta a la hora de elegir un servidor tiene un costo alto, por ejemplo se puede elegir un servidor con recursos insuficientes o por el contrario, uno con demasiados recursos para las necesidades reales. En ambos casos se generan pérdidas de tiempo, dinero y eficacia.

La tecnología de los servidores evoluciona sin cesar. Así por ejemplo, contar con un servidor dedicado ssd es casi un estándar en estos días, a medida que la tecnología de almacenamiento SSD mejora.

La decisión de contratar un servidor dedicado es particularmente importante cuando hablamos de empresas pequeñas y medianas, cuyo presupuesto limitado no permite errores en la toma de decisiones referentes a  infraestructura informática.

Sin embargo, con la información y soporte correctos,  hay formas de facilitar el proceso de elección de un servidor apropiado. Independientemente de que se esté iniciando o expandiendo la infraestructura tecnológica, hay elementos clave que hay que considerar para evitarnos malos ratos. A continuación mencionamos algunos de estos elementos.

Comprender los requerimientos de nuestra empresa

Los servidores son vitales para el desempeño adecuado de una empresa en la medida de que ofrecen una variedad de servicios y facilitan tareas como las siguientes:

  • Alojar el correo electrónico y las bases de datos empresariales
  • Almacenar y compartir archivos
  • Ofrecer conexiones remotas de escritorio
  • Alojar sitios web y aplicaciones
  • Realizar respaldos de base de datos y del sistema en general

El primer paso para elegir un servidor correcto es entender exactamente que tareas necesita ejecutar en dicho servidor la empresa. Es importante hacer una lista de estas tareas, adelantándose también a futuras necesidades.

Localización del servidor y mantenimiento

Otro elemento clave que hay que tener en cuenta al momento de elegir el servidor correcto para nuestro negocio es su localización.

La opción del servidor montado en las mismas instalaciones esta recomendada solo para empresas con la suficiente experiencia (y personal) en tecnología informática.

La opción del servidor dedicado  en data centers, contratado según las necesidades, sigue siendo la opción más popular y eficiente desde un punto de vista costo/beneficio. Hablamos de beneficios como por ejemplo una persistencia 24/7, backups y mecanismos de seguridad profesionales.

Muchos clientes prefieren contratar con empresas locales, lo cual facilita la comunicación en el mismo idioma, el mismo huso horario y otros beneficios que podrían no estar presentes en casos en los que el proveedor esté fuera de la región.

Igual de importante que la localización, es la reputación de la empresa que provee el servicio de alojamiento en servidores. El problema hoy en día es la gran dispersión de opciones y ofertas que hace que el cliente se vea en el dilema de elegir una de las opciones. Por lo general vale la pena apostar por proveedores que ya tienen cierto tiempo en el negocio y con múltiples canales de soporte: ambos factores son buenos indicadores.

Un servidor dedicado administrado también facilita enormemente la labor para empresas que no tienen los recursos humanos suficientemente preparados como para contar con un servidor no administrado, previniendo errores y reduciendo pérdidas.

Un tema de presupuesto

El tipo de tareas cotidianas que necesita una empresa, es definitivamente uno de los factores determinantes a la hora de elegir un buen servidor. La regla lógica nos dice que mientras más complejas sean las tareas requeridas, mayor será el presupuesto que hay que asignar.

Como mencionábamos antes, es importante pensar a futuro y proyectarnos a un probable crecimiento de los requerimientos tecnológicos de nuestra empresa. Esto significa que es siempre mejor contar con un poco más de recursos en el servidor, ante la perspectiva de un crecimiento inesperado. lo contrario, es decir, quedarnos cortos de recursos en el servidor, genera contratiempos y pérdidas económicas.

 


Deja un comentario