¿Windows está demasiado lento? Como aumentar la memoria virtual

¿Te has percatado que tu Windows cada vez parece más lento? En realidad no estás imaginándolo. A medida que instalas más programas y Windows instala por su propia cuenta más actualizaciones, el hardware de tu ordenador debe encargarse de más tareas y por lo tanto se demora más en procesar la información.

Por lo general, la lentitud de tu ordenador se debe a una disponibilidad de memoria cada vez menor. Si el sistema operativo no dispone de la suficiente memoria, se tornará cada vez más lento ya que necesita hacerse cargo de los procesos internos que cada programa requiere.

Por fortuna, existen formas de optimizar la memoria virtual para mejorar el desempeño de un ordenador.

Hablemos un poco sobre la memoria virtual

Todo ordenador posee dos clases distintas de memoria. La primera es una memoria física y está representada por los dispositivos de almacenamiento que pueden ser un disco duro, o los modernos discos de estado sólido (SSD).

El segundo tipo de memoria, es el RAM. Esta memoria se encarga de almacenar datos empleados por los distintos programas. Es una memoria rápida, pero temporal, es decir que, constantemente se está renovando con información actual y eliminando información que ya no se necesita.

¿Y qué es la memoria virtual?

Resulta que sí el sistema operativo ya ha empleado todo el RAM disponible, no tendrá más remedio que utilizar lo que se conoce como memoria virtual y si nos ponemos más técnicos, archivos swap o de paginación. Empleando memoria virtual, el sistema encuentra una forma de expandir la memoria para procesos utilizados por los programas.

La memoria virtual se almacena en el disco duro (o disco de estado sólido) y es una forma eficiente de expandir la memoria RAM. La memoria virtual es de especial utilidad y provecho para ordenadores que disponen de poca memoria RAM, o que ésta está saturada por gran cantidad de aplicaciones y procesos corriendo simultáneamente.

Sin embargo, es necesario apuntar que la memoria virtual jamás será tan rápida como la memoria RAM estándar. Incluso si la memoria virtual tiene como soporte a los modernos discos de estado sólido, nunca llegará a ser tan rápida como la memoria RAM.


La memoria virtual comienza a ser utilizada por el sistema operativo, ni bien éste detecta que la memoria RAM comienza a disminuir. Es en este momento, que el sistema operativo comenzará a trasladar información almacenada en la memoria RAM, hacia la memoria virtual, también conocida como archivos swap.

La memoria virtual también puede tornarse lenta y disminuir

Como es fácil deducir, la memoria virtual también puede saturarse, disminuir y volver lenta nuestra computadora. Por lo general, Windows suele avisarnos cuando esto sucede con algún mensaje del tipo “la memoria virtual de su sistema es baja. Windows está aumentando el tamaño de la memoria virtual…”

Windows, suele emplear archivos de memoria virtual con tamaños iguales a la memoria RAM instalada. De hecho, el archivo empleado tiene un rango de 1.5 a 3 veces el tamaño de la memoria RAM del ordenador. No recomendamos establecer el tamaño de la memoria virtual a tres veces el tamaño del RAM ya que esto podría causar inestabilidad en Windows.

¿Cómo incrementar la memoria virtual en Windows?

El procedimiento es simple. Tenemos que ir al panel de control, luego a Sistema y luego Configuración avanzada del sistema. Aquí nos dirigimos a la pestaña de “Opciones avanzadas” y en la sección de Rendimiento apreciaremos un botón de “Configuración”. Aparecerá un nuevo menú en el que tenemos que elegir la pestaña “Opciones avanzadas”. Ahora vemos una sección llamada Memoria virtual en la cual podemos cambiar el tamaño de la memoria virtual de nuestro sistema operativo.

Por defecto, estará marcada una opción llamada “Administrar automáticamente tamaño del archivo de paginación para todas las unidades”. Si queremos modificar manualmente este parámetro (que es el propósito de este artículo), tenemos que desmarcar esta casilla y luego desmarcar la casilla “Tamaño administrado por el sistema”, marcando a su vez la casilla “tamaño personalizado”. Una vez hecho esto ya podemos configurar tanto el tamaño mínimo o inicial como el tamaño máximo de la memoria virtual.

La mayoría de ordenadores funcionan bien con el sistema de administración automática de tamaño de memoria virtual realizado por Windows, sin embargo en algunos casos concretos, nuestro ordenador se pueden beneficiar de un ajuste manual. En todo caso, frente a una lentitud demasiado notoria, aconsejamos incrementar el tamaño de la memoria RAM física (comprando o cambiando los módulos de memoria RAM) ya que los resultados se apreciarían casi de inmediato y es definitivamente la mejor opción.

Comparte este artículo

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *