12 cosas que puedes hacer con tu viejo teléfono celular o móvil

Los teléfonos móviles o celulares, qué duda cabe, se han convertido en imprescindibles en estos día. Sin embargo como seguramente ya saben, es necesario actualizarlos cada cierto tiempo, y llegado un momento se hace necesario cambiarlos pues se tornan obsoletos.

De hecho, la obsolescencia es cada vez más corta y un teléfono móvil de última generación, suele tener una vida útil de aproximadamente dos o tres años. Esto ha llevado a que muchas personas, descarten sus teléfonos celulares luego de unos cuantos años de uso, incluso si estos aún se encuentran operativos.

No obstante, se sorprenderían si supieran la cantidad de cosas útiles y creativas que se pueden hacer con un teléfono celular o móvil viejo.

1.- Usarlo como un lector de libros electrónicos (e-reader)

Los lectores de libros electrónicos ya llevaban un tiempo entre nosotros y se ha vuelto sumamente populares, devolviéndole a la gente el viejo y sano hábito de leer un buen libro. Algunas marcas se han posicionado en el mercado como por ejemplo Kindle, Kobo y Nook. Estos lectores, emplean la tecnología de tinta electrónica lo que hace que la vista no se agote durante largos periodos de lectura.

Incluso no contando con la tecnología de tinta electrónica, un teléfono móvil o celular viejo puede perfectamente convertirse en un lector de libros electrónicos, para lo cual sólo basta con descargar alguna de las muchas aplicaciones que existen tanto en Google Play como en la App Store. La ventaja es que tendremos un dispositivo para leer libros, compacto y que puede caber en nuestros bolsillos.

2.- Usarlo para monitorear nuestro sueño

El mercado de aplicaciones, existen infinidad de productos muy buenos para monitorear la calidad de nuestro sueño. Estas aplicaciones generan un reporte de qué tan bien o mal estamos durmiendo, es decir, un reporte de nuestra calidad de sueño. Podemos emplear nuestro viejo celular para este propósito.

3.- Como alarma

Todos necesitamos una alarma para despertar, o incluso alarmas durante el día para que nos indiquen que tenemos que hacer ciertas actividades. Un teléfono móvil viejo puede funcionar como un dispositivo de alarma muy útil. Lo mejor de todo, es que la mayoría de celulares, incluso los más antiguos, ya tienen una alarma instalada. Si no es así, podemos descargar algunas de las muchas aplicaciones de alarma que existen en los mercados de aplicaciones.

4.- Convertirlo en un casco de realidad virtual

Seguramente ya han visto esos cascos de realidad virtual que se emplean para algunos juegos. Aunque no lo crean, en internet hay muchos manuales y vídeos demostrativos de cómo pueden convertir sus teléfonos móviles en un casco de realidad virtual. Lo mejor de todo es que no se necesita mucho conocimiento técnico y se puede hacer con materiales relativamente económicos.


5.- Una cámara de seguridad para la casa, la oficina o negocio

Es realmente fácil convertir un teléfono celular o móvil en una cámara de seguridad. Aunque existen muchas aplicaciones para este propósito, la forma más sencilla es utilizar una aplicación conocida y popular como por ejemplo Skype y configurarla para que acepte vídeo-llamadas. Sólo basta con colocar el móvil en algún lugar apropiado que deseemos vigilar como por ejemplo alguna parte de la casa o negocio. A continuación todo lo que tenemos que hacer es realizar una vídeo llamada desde donde estemos.

6.- Una cámara de fotos para los niños

Es increíble como las cámaras de los teléfonos móviles y celulares han mejorado con el pasar de los años. De hecho, la mayoría de cámaras incluidas en los celulares hoy en día tienen la misma calidad que las cámaras no profesionales que se venden en los negocios especializados en fotografía. La ventaja de los móviles es que podemos editar allí mismo nuestras fotos y descargarlas luego a nuestra computadora. Un teléfono móvil que ya no usemos, puede regalarse a los niños para que practiquen sus habilidades creativas con la cámara. Les aseguro que se van a sorprender.

7.- Donaciones

Hay instituciones que aceptan como donación, teléfonos móviles y tablets obsoletas. Muchas de estas instituciones luego las obsequian a personas de muy bajos recursos económicos o las utilizan en lugares de desastres naturales para brindar ayuda.

8.- Un marco para fotos digitales

Seguramente ya conocen esos marcos de fotos digitales que venden en las tiendas de electrónica y decoración. Nuestro viejo celular puede convertirse en un atractivo y útil marco para fotos digitales y lucirse en el centro de nuestra sala o comedor.

9.- Monitor para bebés

La mayoría de monitores para bebe son bastante caros. Podemos convertir nuestro vetusto teléfono celular en un magnífico monitor para bebés, simplemente descargando alguna de las aplicaciones que existen en los mercados de apps. Estas aplicaciones tienen detector de movimiento y lógicamente, también permiten conversar y cantarle alguna canción a un inquieto bebé.

10.- Siempre es bueno un teléfono secundario para las emergencias

Nunca se sabe cuando nuestro moderno teléfono celular va a sufrir algún desperfecto o percance y necesitaremos urgentemente realizar o recibir llamadas. No está demás tener guardado nuestro viejo teléfono celular para algún momento de necesidad o emergencia nuestro o de nuestros familiares.

11.- Dispositivo para ver películas y escuchar música

También es posible emplear nuestro anacrónico teléfono celular para guardar nuestras películas favoritas y verlas en los ratos de ocio. Alternativamente, también podemos convertirlo en un buen reproductor mp3 para escuchar nuestra música preferida.

12.- Venderlo

No importa que tan antiguo u obsoleto creamos que sea un teléfono celular o móvil, siempre habrá alguien que lo necesite y que desee comprarlo a un precio justo. En Internet existen muchos mercados en los cuales pueden vender sus teléfonos o incluso ofertarlos en remate al mejor postor.

Comparte este artículo

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *