Facturación electrónica en México: Todo lo que hay que saber

La factura electrónica es un documento fiscal generado digitalmente. Este documento es digital en ambos extremos, desde su generación hasta su recepción.

Los beneficios de la facturación electrónica incluyen, en primer lugar, un ahorro significativo para las empresas. Este ahorro se genera en todos los niveles operativos de una corporación, por ejemplo se eliminan los gastos de generación, remisión, recepción, almacenamiento, rastreo y otros similares.

La factura digital en México (CFDI) se emite a través de internet, concretamente a través de la página del SAT. Para esto se emplea, al igual que en muchos otros países, el formato XML que cuenta con la validación del SAT o de un proveedor autorizado.

La Facturación electrónica es obligatoria en México desde el 1 de enero de 2014, en base a la normativa legal que sentó las bases para la implementación del sistema. Nos referimos al Anexo 20 de las Miscelánea Fiscal en lo referente a comprobantes digitales.

La última actualización (2022) del CFDI es la 4.0 y se planteó como objetivo agilizar el proceso de facturación, ampliar al marco tributario y disminuir evasión y fraudes. No obstante, la versión anterior, CFDI 3.3, estará aún vigente hasta el 1ro de enero de 2023.

En la versión 4.0 de CFDI por ejemplo, se deben incluir obligatoriamente los nombres y el domicilio fiscal, tanto del emisor como del receptor, se agregan campos para la pronta identificación de operaciones de exportación, etc.

¿Quienes están obligados a emitir factura electrónica?

Según queda establecido en el artículo 29 del código fiscal de la federación, la emisión de comprobantes digitales por medio de internet es de carácter obligatorio para todos los contribuyentes sin excepción.

Según el SAT, el proceso correcto establecido para la expedición de una factura electrónica, es el que sigue:

  • Quien compra, solicita la factura, para lo que especifica su RFC.
  • Con el RFC del comprador, el vendedor genera la factura, incorpora el sello digital y envía lo generado al SAT para que el proceso de certificación.
  • Acto seguido, el vendedor debe informar al comprador sobre el medio mediante el cual puede recibir su factura.
  • El comprador empleará finalmente el medio indicado para la obtención de su factura.

¿Que plataformas se emplean para la facturación electrónica?

Se entiende como plataforma de facturación a un sistema de recursos informáticos que cumplen con estándares de operatividad, seguridad y alcance.

La plataforma del SAT es el nodo central que integra informáticamente a los proveedores autorizados. Para esto hay que señalar que hay un registro de proveedores autorizados de servicios.

Los proveedores autorizado de servicios, en el contexto en el que estamos definiendo los conceptos tributarios, son intermediarios entre el contribuyente y el SAT facilitando y agilizando procesos.

El proveedor autorizado suele contar con aplicaciones informáticas que pone a disposición del contribuyente con la finalidad de generar una factura electrónica.

Los proveedores de facturas electrónicas pueden ser contratados tanto por personas físicas como morales, para lo que solo se necesita contar con la CSD (Certificado de sello digital).

el CSD es generado por el SAT para evitar falsificaciones. Hay que mencionar que la firma electrónica no es lo mismo que el CSD, su función es solo avalar la identidad mas no es útil para la firma de facturas electrónicas.


Deja un comentario