Pantalla azul en Windows: cómo solucionar este problema de forma fácil

La pantalla azul en Windows, un error bastante frecuente al que se suele conocer con el apelativo de “La pantalla azul de la muerte”, afecta con frecuencia a distintas versiones de este sistema operativo y son raros los usuarios que jamás la han experimentado.

Es un problema que en algunos casos puede ser bastante molesto por lo reiterativo. Lo peor de todo, es que es generado por una gran variedad de problemas que pueden ser de hardware, como por ejemplo la memoria RAM o el disco duro o de software, como por ejemplo conflicto entre controladores.

A continuación, mencionaremos algunos consejos prácticos para que puedan solucionar el molesto problema de la pantalla azul en Windows. Los consejos que daremos, son por lo general aplicables para Windows 7, Windows 8 y Windows 10. La solución dependerá por supuesto, del código de error que es la información más importante que aporta una pantalla azul.

Entendiendo la pantalla azul en Windows

Lo que se conoce en el argot informático popular como “La pantalla azul de la muerte”, tiene un nombre técnico más apropiado: error fatal del sistema o “stop error” y aparece cuando el sistema operativo no puede cargar de forma normal debido a algún impedimento serio.

Cuando Windows encuentra un problema que considera complejo, arroja esta pantalla azul conteniendo información pertinente acerca de la naturaleza del problema, almacena esta información en un registro y posteriormente el sistema se reinicia.

Como ya hemos mencionado, el problema de la pantalla azul puede surgir debido a diferentes problemas. En realidad, los problemas son muchos, pero aún así nos concentraremos en los más frecuentes.

Aunque el problema de la pantalla azul puede afectar a cualquier versión de Windows, es más frecuente que se vean afectadas las versiones más antiguas ya que las versiones recientes de Windows tienen mejores mecanismos para prevenir ese tipo de problemas. Aun así, incluso las últimas versiones de Windows 10 pueden arrojar una pantalla azul en cualquier momento.

¿Cómo solucionar el error de la pantalla azul en Windows?

En primer lugar, anotar el código de error (Stop Code).

Sería muy difícil intentar resolver el problema de la pantalla azul sin saber exactamente cual es el error que lo ha originado. Afortunadamente la pantalla azul por sí misma, aporta pistas acerca del error que la ha originado. Por ejemplo, en Windows 10, la pantalla azul aparece con un emoticon triste y un mensaje de error. En la parte inferior de la pantalla, luego de un código QR, podemos encontrar el código de error (Stop Code). Éste código de error es el que nos permitirá investigar de forma más exacta, que es lo que está sucediendo.

Con el código de error, comenzamos a tratar de encontrar que está mal

Ahora que ya tenemos un código de error y por lo tanto, la pista principal sobre el problema, podemos comenzar a buscar soluciones apropiadas. Para esto, podemos emplear el buscador de Internet. Muchas de las soluciones, están especificadas en la misma página de Microsoft, sin embargo, muchas otras páginas de tecnología aportan también soluciones prácticas y originales.

Mucha atención con los cambios recientes en el ordenador

Muchas personas comienzan a visualizar la pantalla azul de la muerte, después de haber realizado algunos cambios en Windows. Algunos cambios podrían generar conflictos y problemas. Si este es el caso, muchas veces, revirtiendo dichos cambios, es posible solucionar el problema de la pantalla azul.

Éstos cambios podrían incluir, por ejemplo, el actualizar algunos controladores o instalar programas y aplicaciones. También puede aparecer una pantalla azul luego de algunas actualizaciones de Windows. Afortunadamente, es posible desinstalar las últimas actualizaciones de Windows y si fuera necesario también, retornar el sistema a un punto de restauración anterior (como veremos más adelante).


Por otro lado, si sospechamos que algún programa o aplicación es el culpable de la pantalla azul, simplemente debemos proceder a desinstalarlo y reiniciar el ordenador.

Para buscar controladores que estén generando conflicto, tenemos que ingresar al administrador de dispositivos, el cual encontraremos en el panel de control.

Cuando los controladores generan conflictos, muestran un icono con un triángulo amarillo. Si encontramos ese triángulo amarillo, debemos proceder a actualizar el controlador o, si esto no funciona, desinstalar el dispositivo y forzar a Windows a que lo reconozca nuevamente y reinstale el controlador. Según la marca del dispositivo sobre el que actúe el controlador, podemos encontrar controladores actualizados en la página web del fabricante.

Restaurar el sistema

Como ya hemos mencionado, es posible también hacer una restauración del sistema a un punto anterior. Tengan en cuenta que esto no afecta el sistema de archivos, pero si desinstalará cualquier controlador o aplicación instalada después de que se creara el punto de restauración. También se reinstalará todo aquello que se haya desinstalado después de ese punto.

Pasar un antivirus en busca de virus o malware

Los virus y el malware, pueden dañar seriamente el sistema de archivos de Windows y ocasionar una pantalla azul. Como parte de las medidas para solucionar este problema, está el hacer un escaneo profundo para descartar la posibilidad de la existencia de algún virus o malware. Existen muchos programas gratuitos ideales para identificar y eliminar el malware.

Verificar el correcto funcionamiento de hardware

Si luego de realizados todos los pasos anteriores, seguimos obteniendo una pantalla azul, es muy posible que estemos frente a algún problema físico, es decir de hardware. Los componentes que más problemas suelen dar en lo que respecta a la pantalla azul, son los módulos de memoria RAM y el disco duro.

Si nuestro ordenador tiene más de un módulo de memoria RAM, podemos probar retirando uno a la vez hasta detectar cuál de ellos es el que está generando el problema.

En cuanto al disco duro, podemos hacer un chequeo de su integridad y salud con el comando CHKDSK /F desde una ventana o terminal del sistema. Para esto podemos presionar la combinación de teclas Win + X y elegimos la opción Windows Powershell (Administrador).

Comprobación del sistema de archivos

Muchas personas desconocen que Windows trae incluida una herramienta que comprueba el sistema de archivos, su nombre es SFC y en este caso, es bastante útil para detectar si algún problema en este sistema está ocasionando el error de la pantalla azul.

Para correr este diagnóstico tenemos que presionar nuevamente la combinación Win + X y accedemos nuevamente a la opción Windows Powershell (Administrador). En el terminal que se abrirá a continuación escribimos:

sfc /scannow

Acto seguido debemos esperar un momento para que termine de realizarse completamente la comprobación y verificar si aparece algún error. Si Windows detecta algún problema en el sistema de archivos, tratará de corregirlo.

Arrancar Windows en modo seguro

Si con todo lo anterior, no ha sido posible corregir el problema de la pantalla azul en Windows, tenemos otra alternativa más: arrancar el sistema en modo seguro. La forma de entrar en modo seguro varía según la marca del ordenador, pero por lo general se puede acceder a este modo, presionando la tecla escape o la tecla F8 ni bien Windows está arrancando. Esto suele funcionar en la mayoría de marcas conocidas.

En modo seguro, Windows carga una configuración mínima indispensable, dejando de lado muchas de las funciones complejas que por lo general no suelen ser necesarias. Si la culpable de la pantalla azul es una aplicación, nos daremos cuenta de esto pues en modo seguro no aparecerá este problema de pantalla azul. En este caso, tendremos que desinstalar las aplicaciones una por una hasta dar con la responsable del problema.

Reinstalar Windows como última opción

Si todo lo anterior ha fallado, probablemente sea necesario reinstalar nuevamente Windows. Se entiende que este es el último recurso luego de haber descartado que no se trate de un problema de controladores, memoria RAM, disco duro, virus o aplicaciones que están generando conflicto

Comparte este artículo

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *