Cámara de vigilancia inalámbricas consejos y lo que hay que saber para elegir bien

Las cámaras de vigilancia inalámbricas han experimentado un reciente incremento en su popularidad gracias a dos factores, la disminución de sus precios y el aumento de la inseguridad en hogares y negocios, hoy hablaremos un poco sobre este sistema, pero antes que nada aclaremos que por cámara de vigilancia inalámbricas entendemos aquellas que utilizan frecuencias de radio entre la cámara y el receptor, no tocaremos el tema de las cámaras inalámbricas IP que utilizan la internet y redes LAN para difundir.

Las cámaras de vigilancia inalámbricas envían su señal a un receptor, un monitor o una pantalla la cual por lo general tiene acoplada una fuente de grabación que puede ser una unidad VCR o un disco duro hay incluso algunas cámaras que permiten utilizar medios de almacenamiento como tarjetas SD o MicroSD para guardar directamente el vídeo de vigilancia , las cámaras inalámbricas vienen en diversos tamaños, algunas de ellas se pueden camuflar muy fácilmente en el entorno pero otras literalmente gritan su presencia, al momento de elegir una debemos considerar que tan importante es para nosotros que la cámara pasa desapercibida, para algunas personas, el hecho de que sea visible es un elemento disuasivo que forma parte de la seguridad que quieren garantizar, para otras en cambio, el perfil bajo es imprescindible, cuestión de gustos y necesidades.

Las cámaras inalámbricas pueden ser requeridas para una serie de necesidades diversas, las más frecuentes son (sin ningún orden en particular):

  • Vigilancia de bebes y niños pequeños
  • Vigilancia de mascotas
  • Vigilancia de ancianos
  • Vigilancia de pacientes y enfermos
  • Vigilancia del hogar por viajes o vacaciones
  • Vigilancia de negocios, empresas, casinos, etc.
  • Vigilancia de pareja
Cámara de vigilancia inalámbricas consejos y lo que hay que saber para elegir
Cámara de vigilancia inalámbricas consejos y lo que hay que saber para elegir

Otra decisión que debemos tomar es elegir un sistema en blanco y negro o a color, otra vez deberemos balancear nuestras necesidades y nuestra billetera ya que la diferencia de precios entre ambos sistemas es significativa, por ejemplo para vigilar a un bebe o una mascota no es estrictamente necesario utilizar un sistema a color, pero si se trata de un negocio, un casino por ejemplo, es de vital importancia.

Hay cámaras con capacidad de registrar vídeos en la oscuridad (visión nocturna), ideal para vigilar niños por ejemplo o la entrada de nuestra vivienda, allí tienen otra variable, y otra más: la definición y resolución de la imagen, muchas cámaras no graban a menos que detecten movimientos o ruidos intensos (detección de movimiento), ideal para salvaguardar el espacio de almacenamiento. Hay cámaras especialmente diseñadas para exteriores y otras para interiores, las primeras están equipadas para ambientes oscuros y tomas a larga distancia.

En algunas circunstancias será necesario utilizar cámaras con micrófonos instalados o acoplar micrófonos a las que no los incluyan, aunque no lo crean, recibir imágenes sin saber por ejemplo, el tema de una conversación, puede ser una de las situaciones más frustrantes con las que nos podríamos enfrentar.

Muchas cámaras de vigilancia inalámbricas funcionan usando baterías, este es un factor importantísimo a tener en cuenta ya que el descuido ocasional en la carga de las mismas traerá como resultado una cámara apagada, y quien sabe, justo en el momento más crítico para nosotros, una alternativa correcta sería comprar las que tienen alimentación de corriente alterna.

Algunas cámaras inalámbricas de vigilancia operan en la frecuencia de 2.4Ghz el problema es que esta frecuencia es utilizada por otros tipos de dispositivos: internet inalámbrico, teléfonos inalámbricos, etc. esto podría conllevar a serias interferencias, igualmente, algunas condiciones atmosféricas como lluvia, granizo, viento o tormentas pueden interferir con la señal.

Hay que tener en cuenta que algunas estructuras de construcción son verdaderos escudos que atenúan o bloquean por completo las señales inalámbricas, por ejemplo paredes de gran espesor, y ni que decir de estructuras con metal, por ejemplo ascensores.

La longitud focal de muchas cámaras inalámbricas es bastante pobre, la explicación reside en que el sistema emisor ocupa gran espacio en el cuerpo de la cámara por lo que los fabricantes suelen incluir un lente gran angular básico.

Finalmente está el tema de la seguridad, muchas cámaras inalámbricas no encriptan adecuadamente o sencillamente no encriptan para nada la transmisión, por lo tanto existe el riesgo de que alguien puede captar la señal de vídeo exponiendo la seguridad de nuestro hogar, empresa o seres queridos que es justamente lo opuesto a lo que se busca al adquirir uno de estos sistemas.

Como pueden apreciar, hemos evitado mencionar marcas específicas ya que nuestro propósito es ilustrar las variables que hay que tener en cuenta antes de decidirse por adquirir un sistema de cámara de vigilancia inalámbrica, esperamos que el artículo les sirva para tomar un decisión y como siempre, cualquier duda, consulta o aporte siempre son bienvenidos!


2 comentarios en «Cámara de vigilancia inalámbricas consejos y lo que hay que saber para elegir bien»

  1. gracias por tu aporte es de gran interes, me gustaria que me recomendaras alguna camara que sea muy discreta y con un rango de seguridad en la transmisión de frecuencia alta para vigilar niños pequeños(3-6 años) en su dia diario y que no les resulte incomodo llevar(que ni ellos se percaten de que la llevan).
    aparte de las caracteristicas anteriormente mencionadas que tenga audio,sea a color,con infrarojo, sensor de movimiento,sea bidireccional y excelente duracion de las baterias en caso de funcionar con estas. espero pronta respuesta a mi correo,gracias.

    Responder

Deja un comentario