Drones de seguridad: El guardián que nunca duerme

Los drones son vehículos aéreos no tripulados que han ganado gran relevancia en diferentes áreas y rubros en la actualidad, ofreciendo un número inimaginable de beneficios y ventajas que hasta hace algunas décadas parecían de ciencia ficción. Hoy son algo cotidiano los drones para vigilancia, deportes, espectáculos, noticias y drones para agricultura en venta a lo largo y ancho del mundo.

Los drones y la tecnología que incorporan, nos ofrecen una nueva perspectiva del mundo y han cambiado de forma radical la forma como se hacen algunas tareas que hasta hace no mucho eran tediosas y poco eficientes.

Una de las áreas que se ha visto enormemente beneficiada con la tecnología de los drones es sin duda alguna el área de seguridad: desde la vigilancia de empresas privadas, hasta su uso policial y militar, los drones han colocado un “ojo en el cielo” capaz de escudriñar celosamente extensas áreas incluso en situaciones de escasa visibilidad para la vista humana.

Pero los drones no solo pueden servir para vigilancia, de hecho se usan también para diferentes procedimientos e intervenciones como entrega de paquetes, transporte de medicamentos y herramientas, fumigación y para situaciones de emergencia donde hay vidas en peligro.

Desde luego, los drones también esta siendo usados por la milicia y de hecho, los drones militares son los más avanzados y complejos: realizan maniobras a altas velocidades, con autonomía de vuelo de muchos kilómetros y tienen la capacidad de portar armas letales, jugando un papel importante en el equilibrio estratégico entre naciones.

Vigilancia y seguridad

La vigilancia se ha convertido, gracias a los drones, es una tarea menos riesgosa y más eficiente. Esa es la razón por la que han sido incorporados en fuerzas policiales en todo el mundo. Los drones pueden vigilar zonas consideradas de alto riesgo, a cualquier hora sin exponer a los agentes a bajas.

Los drones ofrecen un acceso rápido y en tiempo real a cualquier escenario sin poner en riesgo la vida de nadie. Además de su empleo contra el crimen también se les usa para vigilar zonas electrificadas, pozos de gas y petroleros, edificios deteriorados y áreas poco accesibles y de alto riesgo en general.

Los drones para vigilancia y seguridad suelen tener incorporados cámaras térmicas/IR con visión nocturna y gran autonomía, además de poder desplazarse a altas velocidades y ser controlados por eficientes sistemas de software en la nube.

Los drones para vigilancia pueden volar a una altura en la que su sonido pasa desapercibido, por lo que son aliados sigilosos a la hora de enfrentarse a grupos criminales en circunstancias en las que su abordaje implicaría riesgo de fuga o peligro para los agentes del orden.

Las fuerzas policiales en América Latina están incorporando el uso de drones de forma cotidiana para tareas de vigilancia, siendo Brasil un país que destaca en esta tendencia.

La policía militar de São Paulo, cuenta por ejemplo con una dotación importante de drones básicos y avanzados, algo que ya viene siendo también imitado por otros países de la región como Chile, Colombia y México.

Otros usos de los drones

Antes de la llegada de los drones, las tomas aéreas para cartografía y aplicaciones similares, dependían de aeroplanos y helicópteros. Hoy en día esta tarea es realizada por estos aliados inapreciables, que pueden realizar tomas en alta resolución y a costos mucho más bajos que con los medios tradicionales.

La agricultura, como ya hemos mencionado previamente, es otra área que se ha visto enormemente beneficiada con la masificación y disponibilidad de los drones.

La venta de drones para agricultura está aumentado de forma vertiginosa a tal punto que coloca en una notable posición de ventaja a los adquirientes de esta tecnología, abaratando costos y logrando resultados impresionantes en situaciones como el análisis de cultivos y la fumigación.


Deja un comentario